Esta es Nuestra Casa

Remedando a Enrique Jardiel Poncela, a lo largo de una semana en la primavera del año 1990, cogí mi tienda de campaña, mi libreta, una carpeta y la guitarra española (por aquellos tiempos prestada porque no tenía una propia) y me marché al camping de El Chorro. Durante esos días escribí un cuento títulado Esta es Nuestra Casa y compuse las bases de acompañamiento de guitarra y las melodías cantadas de 7 canciones y el armazón de 4 temas musicales.

A la vuelta a Málaga, se lo pasé a l@s compañer@s de MIRAPALO Teatro que idearon un guión adaptado para una obra de títeres. El cuento como tal adolecía de lo básico para un espectáculo de teatro de títeres y necesitaba de un guión. Había que adaptarlo de un género a otro.  De ello se encargaron Maite Serrano y José Antonio Triguero que dieron cuerpo al proyecto definitivo en el que se quedaban fuera dos canciones (que nunca se lleguaron a grabar) por exceso de minutaje, así como después caería uno de los temas musicales  (en este caso si lo llegué a grabar años después).

Amanece en el bosque

La obra se inicia con una introducción musical, de acústica, guitarra eléctrica y sonidos naturales grabados o imitados con la voz. Es una pieza corta que, personalmente, adoro. Es una grabación de 1990 realizada en un 4 pistas de cinta y, aunque he intentado limpiarla, se nota que es antigua y el paso del tiempo en el casete se nota bastante por el deterioro, ruído, siseo, etc. Pero a mí me sigue encantando.

01 Amacener en el claro del bosque


Cuervo

A continuación y tras el sonido de un coche, llega  el consiguiente ruido de trastos, la familia que acaba de bajarse de él y comienza el chillerío habitualde los homo sapiens cuando van de campo. Esto produce la protesta de los animales del bosque que aquí se traduce en forma de canción que,  aunque fuera compuesta y grabada en 1990, suena moderna. Está grabada con teclados por Eu Molina que introdujo también sus arreglos habituales y las voces de Pedro Barrientos, José Antonio Triguero, Miguel Ángel Barba y Carlos Rodríguez.  No os podéis ni imaginar las peripecias de Pedro Barrientos, que llevó toda la grabación y mezclas,  con el 4 pistas para encajar en 2 de ellas (las otras dos llevaba toda la instrumentación) las difernetes voces de todos los animales que intervienen, así como el coro. De hecho, decidimos dejar la guitarra fuera y no  grabarla.

02 No vengais a molestar


Tras esta escena aparece la protagonista de la historia. Lilita, una niña normal y corriente, como cualquier otra niña que viene a disfrutar del campo con  su familia y que, sin darse cuenta, despierta al llegar al claro del bosque a un Cárabo que dormita en un viejo Roble. Éste le habla y le canta la siguiente canción, grabada con guitarra eléctrica y teclados que tocó y secuenció  Eu Molina, en la que la rapáz nocturna intenta hacerle comprender la problemática a la que se enfrentan los seres humanos con tanta contaminación. Aquí Pedro hizo malabares, porque grabamos la guitarra y tuvo que mezclarla con las pistas de instrumentación para, posteriormente, poder tener dos pistas libres de nuevo y grabar la voz principal y los coros.

03 Canción del Cárabo.


Lilita parte a buscar (como le indicsa el cárabo) y encuentra al duende Lugomer, un tanto extraño y con un acento peculiar, que adapta siempre el lenguaje para que le encaje. Lugomer debe dirigir a Lilita por las tramas de la ecología, la vida, el bosque, la naturaleza, las relaciones de los seres humanos con el resto del planeta. Al ser una tarea ardua, necesita un sortilegio que le ayude a parar el tiempo para poder contar y enseñar todo lo que tiene que contar a Lilita y lo que ella tiene que ver e incluso protagonizar. Para ello utiliza la canción siguiente que vuelve a estar grabada con teclados y guitarra eléctrica y que, en esta su primera versión fué grabada con coros (un tanto caseros), lo que desarrolló de nuevo las dotes imaginativas de Pedro para encajar todo el puzle en sólo 2 pistas y encajar el  “corifeo”.

04 Canción para detener el tiempo

Canción de Lugomer

Posteriormente y tras algunos avatares Lugomer le explica a Lilita como es posible la vida en este planeta, ciomo todo está relacionado y cuál es el funcionamiento esencial desde que el sol brilla hasta que las bacterias descomponen los cadáveres. Para ello le canta la siguiente canción, de la cual me siento muy orgulloso porque creo que logré el objetivo de tejer la trama en una sola letra quedando redonda. Al menos eso creo yo. Esta canción se grabó con teclados (Eu Molina), guitarra eléctrica y acústica. Las voces son de José Antonio Triguero la principal y de Pedro Barrientos y mía en los coros. Una vez más el concurso de Pedro en la producción fue fundamental.

05 Canción de la Vida


Flor

Lugomer acompaña a Lilita por la vida del bosque para que compruebe por sí misma algunas de las cosas que le cuenta sobre los destrozos que causamos las personas a nuestro propio medio ambiente, y que lógicamente a Lilita le cuesta creer. El siguiente tema musical, grabado con guitarras acústica y eléctrica y el sonido de un cuervo, acompaña la siguiente escena de la poda y corta tradicional de los árboles en comparación con las actuales talas masivas.

06 Tema del Leñador


Tras esta escena, Lugomer invita a Lilita a que asista a una encuesta que desarrollará la Sra. Araña entre los diferentes habitantes del bosque para ver la opinión que tienen de la especie humana. Margarita, mariposa, erizo… diferentes seres expondrán sus quejas y, ni que decir tiene que el ser humano no sale muy bien parado de esta consulta popular en el bosque.

Compuesta con guitarra y bajo, fué la más compleja en arreglos, fantásticos de Eu molina, con toda una orquestación sinfónica, y en su posterior grabación por parte de las personas que tuvieron que cantar las diferentes partes, exceptuando a Pedro Barrientos, único cantante de verdad. Los demás éramos simples teatreros intentando hacerlo lo mejor que podíamos.

07 Canción de la encuesta


Canción de la Encuesta

Finalmente Lilita observará las dramáticas consecuencias del uso de sustancias tóxicas liberadas al medio por las personas. Será testigo de como un agricultor fumiga unas plantas, una mariposa liba la flor y cae fulminada al tiempo que un lagarto la captura y se la come. El veneno no tarda en hacer efecto y un cuervo acabará ingiriendo al lagarto envenenado. Su muerte posterior atraerá a un zorro hacia su cuerpo inerte tras convulsionarse. Era curioso observar como en este punto l@s niñ@s avisaban al zorro para que no se lo comiera. Pero el zorro no los entendía y acababa comiéndose al finado cuervo. Aquí se producía el estruendo: un enorme buitre de unos 2 metros de envergadura, manipulado diestramente por tres personas, se posaba aleteando elegantemente cerca del cadaver del zorro recién muerto entre estertores y convulsiones por el veneno. El griterío era ensordecedor porque l@s niñ@s querían evitar como fuera que el buitre comiera. Se producía una escena espeluznante en la que la pieza musical cambiaba y se hacia trágica y lóbrega, multitud de voces gritaban al buitre para que no comiera, pero claro,  los buitres no entienden el lenguaje humano y sí el instinto. Cuando el buitre  comenzaba a convulsionarse por el efecto del veneno se hacía el silencio, un silencio sepulcral. L@s espectadores infantiles, ya sabían lo que iba a pasar, much@s se echaban las manos a la cara para no verlo. Era impresionante ver a niñ@s   no queriendo ver lo inevitable; pero estaban viendo una obra de teatro, el buitre era una marioneta (aunque eso sí, muy bien conseguida) pero daba igual, nadie quería que muriera. Pero muere. Esa dramática escena sirvió durante un tiempo como final del espectáculo. Finalmente se decidió cambiar el orden y acabar el espectáculo de una forma más esperanzadora.

Han pasado 19 años y ¿todo sigue igual o han cambiado las cosas?. Es curioso que tantos años después siga estando tan vigente este espectáculo. Sigue siendo tan actual que podría representarse hoy y pasaría por una obra actual. De hecho estamos ensayando y montando las canciones de nuevo con la intención organizar conciertos infantiles con las canciones.

Este último tema musical cuenta con dos partes, una primera compuesta por mí y una segunda por Pedro Barrientos. La primera de ellas la interpretamos Eu Molina a los teclados y yo con guitarras acústica y eléctrica. La segunda de ellas Pedro Barrientos al teclado.

08 Tema de la cadena trófica envenenada


Durante una actuación

Anuncios
Explore posts in the same categories: Música: Esta es Nuestra Casa

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: